Descarga

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Junio 2010

Cielo, anoche fue especial. Tu sola presencia ya me hizo estremecer. Tus caricias rec0rdaban al viento meciendo los campos de cereales en primavera y la agitación aumentaba cuanto más te aproximabas. La respiración se hizo turbulenta como si negras nubes cubrieran los pulmones hasta que, de pronto, una corriente eléctrica brotó del cuello. Todo el cuerpo se sacudió en un segundo y tus ojos refulgieron en ese instante previo a la sombra y la calma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s