Batalla

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Junio 2010

Los pulgones habían tomado posiciones sobre las tiernas flores del granado. Las hormigas, sabias granjeras, llegaron para ordeñarlos y extraer así el néctar de la planta. Entonces llegaron las mariquitas carnívoras con hambre de pulgón. Los rojos se lanzaron sobre los verdes que, con un solo bocado, fueron devorados. La hormiga, viendo como perecía su fuente permanente de néctar, se abalanzó sobre el lomo de la mariquita para acabar con ella. Ésta intentó sacudir sus alas moteadas para deshacerse del agresor pero no tardaron en llegar otras hormigas que temían por su granja de pulgones y dieron por finalizada la batalla en pocos minutos. El balance: una mariquita menos en el mundo y otro árbol infectado de pulgón y hormiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s