Viejo

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Mayo 2010

Me dijeron que había que deshacerse del pasado para dejar hueco a las novedades pero dudé mucho antes de tirar aquella camisa vieja. Cada arruga, cada mancha, cada rasgón contaban una historia. Ahora veo con ilusión una prenda reluciente en el armario pero sé que aún tendrán que pasar muchos días hasta que llegue a convertirse en la segunda piel que fue aquel trapo hoy ajado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s