Piedra

Guimarães (Portugal). Diciembre 2009

Si yo fuera piedra podría contar el paso de los años en el musgo acumulado sobre mi costado. Si yo fuera piedra podría servir de base para un monumento que ayudase a recordar una victoria o un poeta. Los días grises me confundiría con el cielo y en los soleados un rayo realzaría mi lomo. Inmóvil, si yo fuera piedra, contemplaría a las generaciones de mortales, temerosos de la vida efímera, posar su mano cálida sobre mi fría piel de granito envidiando las horas infinitas de muerte eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s