Pintura

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Diciembre 2009

El pintor de la mañana agotó el bote de cian y, pareciéndole insuficiente tanta belleza, salpicó el lienzo con una bandada de aves mientras el reflejo del sol, desperezándose aún tras el horizonte, hinchaba de naranja las nubes. Creo que yo tenía una historia triste que contar pero se me olvidó al salir a la calle y ver el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s