Emboscada

Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Diciembre 2009

El traqueteo de los vagones me destrozaba la espalda y ya no sabía cómo colocarme. Me asomé a la ventanilla y la espesa nube de humo que escupía la chimenea me devolvió al asiento. Traté de dormir pero en una curva los pitidos de la locomotora me espabilaron. Entonces los descubrí. A través del sucio cristal, escondidos tras los cantiles de yeso, un ejército de guerreros de traje y corbata, armados con maletines, vigilaban el avance de nuestro convoy.

Anuncios

Un comentario en “Emboscada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s