Casa

París. Mayo 2009

Mi lugar no quiere fronteras por eso mi casa no tiene pilares que me aferren a la tierra como raíces. Va y viene mecida por la corriente buscando un viento favorable que me lleve donde el sol despierte una sonrisa. Allí paro y tomo fuerzas para buscar un nuevo horizonte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s