Flores muertas

Cabo de Gata (Almería). Mayo de 2008

No llevéis flores a mi tumba; no me llevéis a la tumba. Dejad que las flores se mueran como murió mi cuerpo y apretad con rabia la belleza sin sangre para que entre los dedos se desparramen los restos muertos de lo que fue alegría. Dejad que buitres y gusanos se alimenten de mi cuerpo sin alma para que el color que tanto miré penetre en sus vientres carroñeros. Así, descompuesto, mis restos fertilizarán la tierra y las flores muertas revivirán para dibujar la sonrisa en un rostro enamorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s