Caricia

Formentera. Septiembre 2007

Acaricio la arena cálida y los minúsculos granos corren entre mis dedos haciéndome cosquillas como cuando me soplas con picardía. Acaricio la arena y pienso en ti, en tu cuerpo, ondulado como las dunas, caliente por el sol perezoso de otoño.

Anuncios