Llévame

Llévame lejos. La última copa de vino inundaba el lacrimal de sus ojos, que miraban a la mesa evitando cruzarse con los míos.
Llévame lejos. Las frases tropezaban con la lengua, perezosa y desobediente, e impregnaban el aire de alcohol.
Llévame lejos, pensaba, y entre racimos de palabras ahogadas, desgranaba sus penas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s