Grietas

Barcelona. Mayo 2007

Las moscas se asustaron al verse reflejadas en el espejo del agua y abandonaron la casa de los muros deslucidos. Los geranios se marchitaron y en las macetas sólo queda un mendrugo de tierra reseca. Desde que te fuiste ya no tengo braguitas ni faldas que tender y mi vida, llena de grietas, se parece cada vez más a la fachada de lo que fue nuestro hogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s