Barro

Luanco (Asturias). Diciembre 2006

No se puede jugar con los zapatos limpios; son aburridos. Aunque sea domingo y me hayan vestido con la camisa blanca para la misa de doce y los pantalones nuevos para el vermú, prefiero el limo y las piedras que la marea baja deja en el puerto y dar vueltas y vueltas hasta mis zapatos se cubran de barro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s