Órgano

Târgu Mures (Rumanía). Noviembre 2006

Las paredes tapizadas absorbían el eco de los pasos pero el sonido del órgano se colaba por los desiertos corredores del teatro como un aroma.  Busqué el origen de aquellos acordes. Sobre el escenario de bambalinas rojas sus manos se deleitaban acariciando las teclas para un auditorio de butacas vacías. No quise molestarla y me di la vuelta pero aquel poema sinfónico me acompañó hasta la puerta de salida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s